Los días de playa y piscina son perfectos para descansar y desconectar, pero también para pasarlo bien y para acumular bonitos recuerdos. Por supuesto, la mejor forma de recordar las vacaciones es a través de las fotografías.

Por suerte, desde hace unos años, las nuevas tecnologías nos permiten hacer buenas fotos no solo fuera del agua sino también dentro y así captar divertidas escenas acuáticas luciendo bañadores y bikinis de Red Point. Existen un montón de gadgets, smartphones y cámaras aptas para ser sumergidas, pero lo cierto es que no es nada fácil tomar instantáneas en el entorno acuático.

Estos son algunos consejos para hacer fotos bajo el agua:

1. Ajustar bien los parámetros de la cámara. Para el agua, lo más recomendable es utilizar el enfoque automático ya que dentro del agua no hay mucho tiempo para hacer ajustes.

2. Enfoca. Lo normal es que bajo el agua las fotos no sean nítidas. Por eso, hay que tener muy claro el objetivo y centrarse en él, ya sean personas, peces o fondo marino.

3. El vaho es uno de los grandes enemigos de las fotos de agua. Para evitarlo, mete siempre la cámara en la carcasa submarina en un ambiente limpio y seco.

4. Sé creativo. La clave está en hacer muchas pruebas y exprimir al máximo todas las posibilidades creativas que ofrece el agua, en concreto el mar.

5. Respeta tu entorno. El fondo marino es una joya que hay que cuidar y mantener. Por eso, a la hora de hacer fotos a animales marinos hay que hacerlas desde el respeto. También hay que tener en cuenta que los peces se asustan con facilidad. Por lo tanto, si quieres captar detalles de su actividad no debes hacer movimientos bruscos para que no se espanten.

Producto añadido a tu lista