Muchos dicen que el amor se demuestra todos los días. Pero también es cierto que el día de San Valentín es una buena excusa para darse un capricho en pareja. Si eres de los que ya ha consumido las flores, los bombones o los perfumes y no te quedan ideas, te recomendamos regalar un plan de bienestar

Relajarse en pareja en un circuito spa y rematar con un masaje para dos en un entorno agradable es el plan diez. Otra opción es ir a unas termas. Estas son los mejores termas naturales de España donde puedes hacer una reserva para este San Valentín.

Por supuesto, no olvides incluir en el regalo un bañador o bikini de Red Point para que tu enamorada pueda disfrutar del baño de burbujas. Por ejemplo, el bikini Volos de Red Point en color rojo con lunares blancos es perfecto para regalar el día del amor. 

El ritmo de vida actual convierte un plan de bienestar en el regalo perfecto para los que  buscan una experiencia relajante y diferente.

Estos son los cinco beneficios de ir a un spa: 

1. Es un planazo. Una escapada romántica siempre es perfecta para reavivar la pasión de la pareja y salir de la rutina. 

2. Relax: los masajes y las terapias de calor y agua ayudan a liberar la tensión muscular y a canalizar la energía. Además, mitigan el dolor, reducen el cansancio, aumentan la flexibilidad y mejoran la circulación.

3. Reducción del estrés: está demostrado que las aguas termales reducen la ansiedad y por lo tanto, tras una buena sesión de spa, se consigue un mayor equilibrio emocional.  

4. Limpieza de la piel: los tratamientos de los spas mejoran la piel gracias al proceso de exfoliación, lo que ayuda a eliminar células muertas y a hidratar.

5. Eliminación de toxinas: las diferentes terapias ayudan a estimular el sistema inmunológico, aceleran el metabolismo, evitan la hipertensión y mejoran la respiración.